miércoles, 15 de agosto de 2012

*



Esperé pacientemente
como lo aprendí del perro
a que regresaras.
Pasaron días soleados
una tormenta
hubo polvo a mi alrededor.
Y necesité levantarme
para seguir mi camino
en los escombros.
| Top ↑ |